Google+ Badge

jueves, 30 de enero de 2014

Causalidad.

Tienen razón los que dicen que existe la  química.  Porque vuelves y todo se equilibra. Y esta máquina averiada vuelve a funcionar.

miércoles, 29 de enero de 2014

Like

Me gusta que me cojas en brazos.
Me encanta.
Me gusta que me abraces cuando duermo.
Que me escribas un sms de vez en cuando
aunque estén anticuados.
Que me mandes fotos tuyas haciendo el tonto,
o sin ropa.
Me gusta bañarme contigo 
y comer chocolate.
Me encanta compartir cada fresa contigo.
Explicarte mi hora preferida del día
y hacerte reir.
Pero eso ya lo sabes. 

Lo que no sabes 
es que cada vez que hablas y me quedo mirando tu boca
es porque cuento los segundos sin besarte.
Y que cuando me cuelo por tu cuello
no busco calor,
sino refugio.
Tampoco sabrás que cada vez que respiras
cuando dormimos
y te doy la espalda
me da un escalofrío
y que soy adicta a ellos.
O que la vida es mucho más bonita
desde el ángulo de tus clavículas.
Y  eso, cariño,
sí que me gusta. 

Newton.

"La tercera ley de Newton explica las fuerzas de acción y reacción. Estas fuerzas las ejercen todos los cuerpos que están en contacto con otro, así un libro sobre la mesa ejerce una fuerza de acción sobre la mesa y la mesa una fuerza de reacción sobre el libro. Estas fuerzas son iguales pero contrarias; es decir ,tienen el mismo modulo y sentido, pero son opuestas en dirección.
Esto significa que siempre que un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro este también ejerce una fuerza sobre él.
Se nombra fuerza de acción a la que es ejercida por el primer cuerpo que origina una fuerza sobre otro, por lo tanto ,se denomina fuerza de reacción a la es originada por el cuerpo que recibe y reacciona (De allí el nombre) con esta otra fuerza sobre el primer cuerpo."*
Ejerce tu fuerza de acción sobre mi, que ya reacciono yo.
*www.monografías.com

lunes, 27 de enero de 2014

Off.

Fueron yéndose uno a uno
los motivos que la ataban,
a seguir,
a no rendirse.
Y así fue como sus ojos,
su sonrisa,
su pelo
y su voz
dejaron de brillar. 
Se apagó. 

domingo, 26 de enero de 2014

Con los ojos cerrados.

Me gustaría coger el coche y llevarnos al cine.
Llevarnos,
porque se que si no lo hago yo,
nadie me va a llevar.

Me gustaría acercarte las palomitas a los labios
y quitártelas justo antes de que muerdas
para ver la cara de tonta que se te queda.
Aunque la mía también debe ser un poema,
porque contigo todo
(mi cara, tus labios, las tardes, todo)
es un poema.

Al salir del cine me gustaría
tener la sensación de haber comprado una entrada
y no haber visto la película.
De haber pagado para poder mirarte dos horas seguidas
sin que nadie me interrumpa.
Y llevarte a la cama.
Y no mirarte más.
Cerrar los ojos y sentirte de memoria,
porque te se de memoria.
Y conozco cada línea de tu cuerpo
más que las de mis manos.

Tobogán

Cuando era niña
subía las escaleras de los toboganes
y miraba hacia abajo.
Contaba hasta tres,
y había algo que me frenaba,
y entonces me quedaba ahí sentada
hasta que un impulso me empujase.
Normalmente ese impulso llegaba,
pero algunas veces bajaba las escaleras
porque ahí arriba me sentía insegura,
o aburrida.

Tú eres ese tobogán.
Y estoy aquí sentada,
esperando tu impulso.
Deseando sentir, emocionarme.
Quiero que seas tú
quien me empuje a vivir.
No dejes que baje la escalera.
No permitas que me sienta insegura
ni aburrida.
Y lo más importante,
quiero que saltes conmigo. 

viernes, 24 de enero de 2014

Adiós.

Si lo que querías era una excusa para tus neuras,
aquí tienes a tu musa, 
que no te tiemblen las piernas. 

Hay locuras que enamoran, 
que asustan, 
que preocupan
o que gustan.
Pero la tuya me cansa,
tus tuercas me desajustan.

Si lo que buscas es lástima,
pena,
ruido,
atención;
ya sabes que eso
no va conmigo,
corazón.