Google+ Badge

martes, 29 de abril de 2014

Amaneces

Suena el teléfono
y tu voz
que acaba de despertar
me pregunta
qué tal la mañana.

Me habría encantado
amanecer contigo
y decirte
que ha ido genial.
Esconderme
en tus pétalos
y reinventar la primavera.

Pero aquí hace viento
y no es tu suspiro
el que sopla
en mi oído. 
Y la mañana,
me la he pasado
pensando en ti.

Cuenta,agotas.

Decís
que los te quieros escasos
que los abrazos contados.
Que lo bueno
en frascos pequeños,
y lo mejor para el final.

Como si supieseis
cuándo será el final.
Como si la lengua
se agotase.
Como si el amor
no llamase al amor
y los abrazos
fuesen cosa de uno.

lunes, 28 de abril de 2014

Tachando días

Encontré tus llamadas
perdidas
y un mensaje
en una botella
medio llena
de certeza.

Decía todo
y no supe
entender nada.
Leí en tus ojos
lo que callabas
y no me gustó
más que lo que decías.
Pero era el día
de la verdad.
Igual que todos
los anteriores.
Ningún amor
entiende
de calendarios.
Y,si vienes,
todos serán
los mejores.

viernes, 25 de abril de 2014

Debe ser amor.

Que sepa tus alergias,
tus miedos,
el punto de cocción de la pasta,
el color del café,
los cigarros que te fumas,
la talla de pantalón,
tu canción favorita
para cada momento.
El cuadro que mirarías
durante horas.
A qué hora llamarte,
cuándo escuchar
y cuándo hablar.
Qué libro regalarte.
Que sepas sus alergias,
sus miedos,
celebres sus logros
y levantes sus caídas.
Los cigarros que no se fuma,
la talla de sujetador,
la canción que poner
en cada momento.
El cuadro que adornaría
vuestro salón.
A qué hora te va a llamar,
cuándo hablar
y cuándo abrazar.
Qué libro recitarle.
Algo así
debe ser amor.

Sin lista.

Déjate de cuentos
y pasemos a la poesía
de tus manos y las mías,
de tu cama
nunca vacía
de mi.

Hago un llamado
a tu atención
para que no se vuelva.
Me gusta ser una niña
no consentida
para que así
nunca seas capricho.

Hoy podría ser un día de esos
en los que el amor pinta los rostros
más demacrados del autobús.
Y.sin embargo, no veo más amor
que el que mueve el mundo 
de las sombras
de tu cuerpo y el mío. 

Me subiría a tu techo 
para observarte
toda la noche
sin que me vieses.
Y estoy a la altura
de los zapatos de cristal
que nunca aparecieron. 

Te invito a mi fiesta
de dos. 




miércoles, 23 de abril de 2014

Eres la gata más bonita de Madrid.

Te intuyo desde el salón
cuando los nervios te pueden
y vienes a hacerme
un ovillo
y arañarme.

Cantas para el cuello
de mi camisa
y buscas mis manos
que juegan a esconderse
detrás de ti.

Acaricio la cara B
de tu pelo
mientras me pides
con los ojos
un poco más
de atención.
Y sonríes
enseñándome los dientes
que me van a morder
el corazón. 

Paseas suntuosa
por los tejados
de la paciencia
llevándonos al límite.
Te enredas en mi pelo
y te das la vuelta
si te intento coger.

Eres la gata
más bonita
de Madrid.

Hipo(cr)esía

Tengo la boca llena de reproches,
de los besos que no te he dado,
de la parte de mentira que callo
al decir la verdad.
Crueldad,
que cuando nos toca
duele y cura
la soberbia.

Llevamos los ojos vendados,
esclavos
vendidos a un te amo
que nos explota
en el pecho.

No distinguimos
el dolor
del sentimiento.
Sentimos las pérdidas,
me duelo por dentro.
Lloramos de felicidad,
y morimos del cuento.

La madre de la ciencia
nunca está
cuando se la necesita.
Cuando el día me pone
a prueba
y le susurro
que no tengo nada
que demostrar.

martes, 22 de abril de 2014

Pretérito imperfecto.

Tenía la duda en los ojos
y la afirmación en la boca.
Solía pisar el suelo
que otros besaban
y jugar con los cuerpos
de las víctimas
de sus miradas.

Llevaba los pendientes
cuesta abajo
y cinturones
de inseguridad.
Se subía la falda
y sus piernas,
abiertas y blancas
eran las puertas
a un paraíso.

Me perdí en su laberinto.
Y eso que,
antes de entrar,me avisó. 
Fue aperitivo
antes que principal.
Sabía que nunca sería
el segundo plato.
Crecía su dulzura
cuando quería ser postre.
Siempre me quitaba
la última calada.

Sus ojos me hicieron dudar
y sus labios afirmaron.
La sentencia de vida,
el infierno apagado.
Y ahora llamo
y está.
Y yo sigo jugando
a cruzar esas piernas.
Y por fin me he encontrado.

Pretérito imperfecto.

Tenía la duda en los ojos
y la afirmación en la boca.
Solía pisar el suelo
que otros besaban
y jugar con los cuerpos
de las víctimas
de sus miradas.

Llevaba los pendientes
cuesta abajo
y cinturones
de inseguridad.
Se subía la falda
y sus piernas,
abiertas y blancas
eran las puertas
a un paraíso.

Me perdí en su laberinto.
Y eso que,
antes de entrar,me avisó. 
Fue aperitivo
antes que principal.
Sabía que nunca sería
el segundo plato.
Crecía su dulzura
cuando quería ser postre.
Siempre me quitaba
la última calada.

Sus ojos me hicieron dudar
y sus labios afirmaron.
La sentencia de vida,
el infierno apagado.
Y ahora llamo
y está.
Y yo sigo jugando
a cruzar esas piernas.
Y por fin me he encontrado.

sábado, 19 de abril de 2014

Y quédate.

Éramos dos
y cuando me di cuenta
estabas en mi cama
en mi vida
en mi risa
hasta en mi voz.

No he visto
unos ojos más sinceros,
una boca cristalina,
una piel más fina
un abrazo más eterno.

Déjame por los suelos
con la ropa desordenada
y los balcones abiertos.
Que quiero dormir contigo
hasta que todos mis secretos
sean descubiertos.

Mata el último verso
que eso
no es suficiente
cuando mi boca
vacía de besos
y llena de palabras
pregunta por ti.

viernes, 18 de abril de 2014

Beso libre.

Te dejo robarme el sueño
si cuando te despiertes
me cuentas los tuyos.

Sabes amar
cuando respiras en mi cuello
y a mar
cuando utilizas el verbo dar
como una orden
y toda la fuerza
se me va por la lengua.

Suenas a despedida
cuando, sin soltarme,
me gritas que te vas
y vuelves
para robarme
el sueño
una noche más. 

miércoles, 16 de abril de 2014

Solo me acuerdo de ti cuando llueve.

A veces no me acuerdo de ti
y me creo que la vida sigue,
dejando de lado esa parte
que me dice que no sigue igual.
Que nunca voy a encontrar
la energía de tu y yo.
Que hay conexiones que no se explican
porque surgen así.
La parte que me dice que te llame
Que si no soy tu amiga me llames X
Que tenía razón mi yo del pasado
Y que vale la pena.

No tienes ni idea del daño que haces,
aun estando fuera de mi vida.
Y digo fuera, y no lejos,
porque siempre estás. 
Me cansé de pedir perdón
por haberte querido
y no haberte querido querer.
Por haber probado a entenderte
más allá de lo que dicen que es normal.

No te quise como querías,
ni tu a mí. 
Al fin y al cabo esa es nuestra historia.
Intento buscarle un final
o pensar que no tiene.
Que cuando todo escueza menos
y podamos respirar
seremos capaces de mirarnos
y no desconocernos.

Despedidas.

Sabíamos que esa noche iba a terminar
y nos entraron las prisas
antes de que llegase la hora.
Tu boca era un imán
y no podía separarme de ella.

Pensé.
Si alguien inventa el sistema
para parar el tiempo
será un enamorado.
Si alguien encuentra
la cura para todas las enfermedades
o la teletransportación,
será un enamorado.

La radio nos dijo que tenías que irte
y te bajaste de mi coche.
La gravedad sigue llevándome a tus labios
y mi mano sigue en el bolsillo del culo
de tu pantalón.

Si no fueras a volver,
ya me habría vuelto cuerda.

martes, 15 de abril de 2014

Manías.

No puedo no.
No quiero escribir a nadie
que no seas tu o tus putas manías.
Como esa de ponerme
el mechón de pelo suelto detrás de la oreja.
La jodida manía de bajar
la ventanilla del coche del todo cuando fumas.
Esa manía de cambiar
la radio de emisora sin preguntar,
y justo cuando voy a cambiar de marcha.
Tu maldita manía de abrir
los balcones en invierno
un minuto antes de acostarnos. 
Que tengas que probarte
todo el armario
antes de decidir
qué ponerte,
sabiendo que si por mi fuese,
te quitaría cualquier cosa que te pusieras.
Me pone muy nerviosa esa manía tuya
de planear y calcular todos los días
aunque yo te los vaya a desbaratar.
Odio tus manías,
y las odio tanto
que sin ellas
jamás me habría enamorado de ti.

Tus manos.

Son suaves cuando acarician.
Firmes cuando me abrazas
y me sostienen para que no me caiga.
Son frías cuando tengo calor,
calientes cuando tengo frío.
Fuertes cuando recorres mi espalda.
Tímidas cuando juegan a esconderse
entre mi ropa.
Grandes cuando sujetan mis piernas
o mi cintura.
Pequeñas cuando el cuerpo me pide más
caricias,y que no acaben.
Hábiles con lo pequeño.
Preciosas cuando me escribes
en los brazos que me quieres.
Son el billete para el viaje
a la luna que nunca podría hacer.
Si no fuera por tus manos.

lunes, 14 de abril de 2014

Te deseo.

Te deseo una vida llena de felicidad.
Igual de plena como la mia a tu lado.
Te deseo un buen día, un feliz año, 
felices pascuas y feliz verano.
Te deseo todo lo bueno
que te pueda pasar.
Los mejores momentos.
Amigos para toda la vida.
Salud. Dinero.
Amor, por encima de todo,
te deseo.

Cuando duermes.

Cuando duermes los monstruos vuelven
y tiran de mi hacia debajo de la cama.
Se apaga el cielo
y juraría que el sol se esconde tras tus párpados.
Los sueños suenan a tu respiración y a mis sollozos.
Te busco entre palabras, poesías, canciones, fotos.
Me cuenta la almohada la historia de mi día, la pongo en silencio y enciendo la mesilla.
Y vuelvo a escribirte para que no me leas.
Y vuelvo a tu sueño, para que así me veas.
Cuando duermes los niños y los pájaros no cantan. Ni yo.
El llanto se acumula en mi garganta. Dolor.
Apago los suspiros,enciendo tu voz.
Ya ha vuelto tu luz. Buenos días, mi amor.

domingo, 13 de abril de 2014

All you need.

Es más que una sonrisa. 
No se basa en compromiso.
 No siempre es recíproco ni bien recibido.
 Es respeto. La educación no es amor.
La amistad es amor, pero en otro grado.
 Un abrazo es amor, y una caricia.
 Un beso. 
Una llamada perdida en sus ojos.
 Una madre limpiando a su bebé.
Es todo lo que necesitas. 
Se da, nunca se exige.
 Se brinda, no se vende.
 El amor está también en los polvos en el coche.
 No lo busques en un matrimonio roto. 
Puedes encontrarlo en lo más feo.
El amor mueve el mundo
 y es por lo único que deseamos que se pare.
 Amabilidad y amor empiezan igual,
 y pueden no terminarse.
El amor se hace y nunca se destruye,
 se transforma y se transmite.
 Puede apagarse y volver a resurgir. 
También son sus manos caminando por la espalda. 
Su brillo al verme.
El amor es secarla después de mis jarros de agua, fría, temperamental.
 Todo lo que se posee se ama, 
pero no se debe poseer a quien se ama.
El amor es la fórmula más compleja, subjetiva y perfecta.
 Es la vida.